Presentación de la antología “Retrofuturo”

El pasado jueves 19 de enero se celebró en la mítica librería Gigamesh una presentación de la antología “Retrofuturo. Una mirada a los años 70”, coordinada por Guillem López, publicado por la editorial Cazador de Ratas, y con la presencia de relatos de pesos pesados de la ci-fi dura y género fantástico español como Jesús Cañadas, Marian Womack, Francisco Jota Pérez, Cristina Jurado, Colectivo Juan de Madre, Nieves Delgado, Alfredo Álamo, Tamara Romero, el mismo Guillem López, Sofía Rhei, Juanma Santiago y Layla Martínez.

Ya avanzo que por el momento no lo he leído (la lista de lecturas que tengo atrasada es épica, confieso) pero caerá seguro tarde o temprano porque le tengo unas ganas tremendísimas. Curiosamente, cuando anunciaron el lanzamiento de esta antología, Bruce Sterling también lanzó su -creo- primer libro en solitario exclusivamente retrofuturista (y no Steampunk) “Pirate Utopia“.

Dos obras que ya de por sí pintan muy críticas, justo en el mismo momento en el que los retrofuturismos, capitalizados hasta entonces por el popular Steampunk, parecían de capa caída y retorciéndose en sus últimos breves coletazos de auto-nostalgia.

Esta obra, que como digo, aun no he leído, presenta diversos relatos no sólo situados entre los años 70 y 80, sino además ubicados en España. Esa España del lolailo, de las Grecas y de la Transición de la democracia a un tipo de democracia alguna, o lo que sea actualmente. Es decir, un ejercicio necesario.

Asistí con mucha ilusión a la presentación, las expectativas eran altas en tanto que algunos de los autores me han dejado, personalmente, muy buen sabor de boca: el relato de la antología “Retrofuturismos” coordinado por Womack en ediciones Nevsky de Jesús Cañadas, situado en el anarquismo español del XIX fue brillante, la pluma de Sofía Rhei es especial, o la visión de Francisco Jota Pérez, por nombrar algunas expectativas que ya tenía.

A eso que estoy allí y me secuestran para presentar el tema en un accidentado freestyle. Gracias a Gigamesh que lo emiten y graban todo para la posteridad. Salieron ideas muy interesantes sobre el papel y utilidad cultural que pueden tener los retrofuturismos hoy en día respecto, entre otras cosas, el futuro, y que espero os dé el suficiente impulso para ir a vuestra librería actual y comprároslo (al principio, el vídeo no tiene buen sonido, al cabo de un rato se oye con normalidad). Mis expectativas son aun más grandes y me temo que no decepcionará