[GUÍA COMPLETA] Qué es el Diseño de Futuros y Preguntas Frecuentes

diseño de futuros

Índice - ¿De qué se habla aquí?

Tiempo de lectura: 32 minutos

En estos últimos 2 años ha aparecido en el panorama creativo español un nuevo concepto que está causando algo de furor y bastante escepticismo a partes iguales: el Diseño de Futuros. Un concepto que puede sonar lo mismo muy inspirador en una época en la que el futuro, sin riendas, pinta oscuro, que lo mismo suena a todo y nada.

A continuación compartimos una extensa “guía”, crítica, intentando responder las dudas más frecuentes sobre esto que está apareciendo sobre todo en entornos creativos y de la innovación llamado “Diseño de Futuros”

Dado que tiene como 7000 palabras, si vas con prisas, te puede ser más útil mirar el índice de contenidos e ir directamente a aquello que más te interese. Guarda en Favoritos este artículo, así lo puedes consultar cuando lo necesites, verás que tiene de todo un poco.

 

¿Qué es esto del Diseño de Futuros?

Lo primero que hay que saber, para aclarar, es que en el mundo de habla española se está usando el concepto “Diseño de futuros” tanto para el encuentro del diseño con la reflexión del futuro, así como sinónimo de un campo mucho más antiguo: Estudios de Futuros. Pero no son lo mismo

En resumen, circulan varias definiciones que indican cosas un poco o bastante diferentes entre sí, y eso da lugar a un lío monumental, a malentendidos (que hemos vivido en carnes propias en estos últimos años).

El Diseño de Futuros, traducción tomada de un ambiguo concepto conocido como “Design Futures” (cuya traducción literal, en realidad sería “Futuros de(l) diseño”), es un campo que en su rigor está bastante en pañales (es joven, es lo que tiene, y eso no es algo negativo).

No tiene en ocasiones prácticas o enfoques metodológicos diferenciados de otros campos como el Diseño Especulativo o el Diseño-Ficción (al que le dedicamos un artículo aquí).

Estas son 4 definiciones (no oficiales, sino que se están usando por lo general en varios lados) de qué es el diseño de futuros a grandes rasgos:

  1. El diseño de futuros como un Design Thinking con novedades, con mirada al futuro y como una orientación creativa más estética
  2. El diseño de futuros como el encuentro del diseño estratégico, los Estudios de Futuros/Prospectiva Estratégica y el uso de prototipos
  3. El diseño de futuros como un concepto paraguas de prácticas del diseño, nuevas y no tan nuevas más concretas (englobando de manera retrospectiva como catálogo de ideas que comparten el deseo de proyección, especulación, más que marcos conceptuales Y metódicos comunes), que incluirían
    1. Diseño especulativo (Dunne y Raby en adelante)
    2. Diseño-ficción (Near Future Lab y otros)
    3. Metodología moonshots (Google,Silicon Valley…)
    4. Aproximaciones más para diseño comercial, híbridos p.e. de diseño UX con abordajes moonshot, diseño de servicios, Design Thinking con escenarios…
    5. Prototipado especulativo (desde el diseño industrial, diseño de objetos…) incluyendo diseño conceptual de objetos, artilugios, automóviles…
  4. El diseño de futuros como nueva forma de llamar a la Prospectiva, pero más moderna y comercial, o de cualquier profesión previa que tuviera alguna forma de abordar retos de medio y largo plazo (p.e. planificación estratégica clásica)

 

Por el momento, autores como Chris Woebken y Elliot P. Montgomery, de Extrapolation Factory, lo definen como la subdisciplina que, a diferencia de esas otras 2 variantes (el Especulativo y el Ficción) se acercaría más a las necesidades de empresas, puesto que los otros 2 se han definido más en un territorio académico, crítico o cercano a las artes.

Jake Dunagan, colaborador habitual del también prospectivista y diseñador Stuart Candy, también tiene una sección de su blog personal que por título tiene “Design Futures” pero parece más una categoría de blog para unos pocos ensayos y artículos de prospectiva y diseño que otra cosa.

También “Diseño de Futuros” se ha usado como paraguas para todos los tipos de prácticas desde el diseño hacia la reflexión del futuro.

No hay grandes acuerdos no ambiguos entre autores. A diferencia de Diseño Especulativo o Diseño-Ficción, que tienen más acotados los aspectos donde actuan (por ejemplo, en Diseño-Ficción no se quedan solamente en explorar futuros, según Bleecker y otros)

Incluso a pesar que existe alguna masterclass y paper antes de 2019 cuyo título es “Design Futures” pero no acaba de verse una expresión de consolidar donde empieza y donde acaba su acotación en cuanto a actividades, dominio de interpretación de lo que explora (obvio puede evolucionar con el tiempo, pero del mismo que la química se dedica a estudiar cómo diferentes moléculas y componentes interactuan entre sí, la Física estudia más otros aspectos, y queda claro qué explora cada disciplina y qué no), qué marcos de acotación tiene… Parece de momento tan abierto que todo cabe y es todo y nada.

Para acabar de liarla más, nosotras en Postfuturear preferimos usar “Diseños especulativos”, aunque sea más “comercial” lo de Diseño de Futuros. Como paraguas temporal para todas esas actividades que a pesar de todo son muy valiosas en muchísimos aspectos.

Porque no da lugar a expectativas grandilocuentes (diseñar una realidad futura), y define, diseños especulativos, la naturaleza de sus actividades: reflexionar y reflejar sobre el presente con metodologías de distintas corrientes del diseño. En vez de generar falsas expectativas de que la cosa va de poder controlar todo un entorno y producir un futuro presente como si fuera una silla, una app o un servicio.

Los artículos donde ahondamos un pellizco (al final hay una sección de libros y artículos académicos):

 

¿Y qué son los Estudios de Futuros?

En este otro artículo ya lo explicamos con más detalle: Futurismo, Diseño de futuro, futurología… ¿Qué es todo esto, en verdad?

Los Estudios de Futuros es la disciplina que se encarga de estudiar la evolución y naturaleza de los cambios, transformaciones humanas (incluyendo tecnológicas pero no exclusivamente) con el ánimo de reflexionar con cierto rigor y soporte de datos sobre posibles distintos escenarios advenideros.

Dentro de éste hay un conjunto de subdisciplinas, como la Prospectiva (estilo francés, con un aroma más de ciencias sociales continentales), el Strategic Foresight o Previsión Estratégica (corte más norteamericano, más cercano a la consultoría y a dar respuesta a necesidades corporativas), el viejo Forecasting o proyección de corte estadístico (hoy, dentro de la disciplina, más conjunto de métodos de soporte que subdisciplina en sí), entre otros.

 

Diseño de futuros: diseñar una realidad, diseñar un escenario, ¿qué diseña?

Aquí de nuevo hay un poco de cacao, como comentaba.

Dentro de la disciplina de diseño, llevan unas décadas contemplando un bullicio de nuevos enfoques metodológicos, prácticas… Sobre todo en los márgenes.

Aquí, entienden el diseño no como la creatividad y desarrollo de objetos o logos o webs, sino de condicionar entornos, procesos… Por lo que parte del enfoque de este “diseño de futuros” en ocasiones pretende enmarcarse en esa tradición no del todo mainstream y no del todo conocida.

En bastantes contextos se ha visto el concepto de diseño de futuros como eufemismo de “diseño de escenarios”. Aunque ya existía todo un campo y una algo amplia bibliografía bajo el concepto “Scenario building” -que además ya era algo conocido en otras disciplinas como la planificación estratégica.

O bien de diseño de escenarios encapsulados “diegéticamente” (en el artículo de Diseño Especulativo te explico qué significa eso) en prototipos, objetos semi-funcionales o raramente funcionales, o en formatos audiovisuales (en clave de bocetos, prototipos de flujos de procesos…). La diversidad puede ser muy amplia, y eso es interesante a explorar (ver: artículo sobre Escenarios)

Pero si miraste con detalle los anteriores puntos, también puede referirse como un concepto paraguas para apuntar al encuentro de varias formas de entender el diseño con los Estudios de Futuros. Ya sea desde el diseño crítico como hacen Dunne and Raby o Superflux, o desde el diseño de agencia más comercial.

La realidad de un futuro lamentablemente no se puede diseñar. Una cosa es diseñar un servicio para una gran empresa, que ya es algo que está abierto a muchas variaciones, a reajustes contínuos durante un tiempo o experimentación hasta encontrar puntos de equilibrio. Otra cosa es diseñar una app, todavía algo más acotable y controlable.

Pero una realidad incluso de un entorno pequeño, como un barrio, que está sujeto a varias dependencias de otros “sistemas” tales como la influencia de otros barrios, de la economía, de la tecnología, de los flujos de personas, pretender controlar y ‘diseñar’ al milímetro eso, es inviable, especialmente más aun a corto plazo, y sí, imposible aunque esté sobada la expresión “no hay nada imposible”. Pues hay cosas que sí.

En resumen: se llama Diseño de futuros pero puede referirse al Diseño con mirada al futuro, o a la intencionalidad de dar forma y controlar una realidad futura, o al diseño de escenarios de futuro. De ahí el debate de qué significa pues.

 

¿En qué se parece el Diseño de Futuros a los Estudios de Futuros?

Si nos volvemos a referir a todo el espectro de diseño+futuros, pues depende. Por ejemplo, como explicamos en este artículo la especulación desde objetos y entornos simulados experienciales tiene su propia metodología y filosofía.

Pero como algunos de sus pioneros, como el estudio de Dunne&Raby reconocen en EL libro “Speculative Everything”, bastantes fundamentos teóricos y herramientas proceden de los Estudios de Futuros clásicos, como las matrices 2×2 que ellos mismos aplican en algunos de sus proyectos, y muestran en el libro.

En general, después de una lectura de múltiples libros que existen desde la publicación del de Dunne&Raby, conversaciones con colegas de Europa y EEUU (incluyendo esta pública en el festival Sónar+D de 2020 ) durante años, en verdad gran parte de la práctica de diseño de futuros bebe directamente de los Estudios de Futuros, y en otro grado, Ciencias sociales.

 

Herramientas apropiadas en el Diseño de Futuros

Bastantes herramientas apropiadas (o casi ‘expropiadas’) por los diseños especulativos, proceden de los Estudios de Futuros. Es decir, que no son del Diseño de Futuros sino de esta disciplina con más de medio siglo de recorrido y con sus marcos teóricos o ‘para qués’ de fondo. Las más básicas pero inspiradoras para diseñadores, emprendedores y emprendedoras sociales, innovación y cualquiera que pueda encontrarle una utilidad, son:

  • Fundamentos teóricos sobre cambios y tendencias, o sobre el mismo concepto de futuros plurales. Aparecen citados múltiples veces prospectivistas como Jim Dator (quien fue durante muchos años director de uno de los pocos grupos de investigación universitaria en Estudios de Futuros, y director de tesis de pioneros en diseños especulativos como Stuart Candy), Paul Schoemaker (más conocido como teórico de gestión estratégica), entre otros.
    • O los conos de futuros, una ilustración de aplicación pedagógica convertida a veces en ‘canvas’

  • Herramientas para talleres. Porque en Prospectiva o EEFF (Estudios de Futuros) ya se hacían talleres participativos de hace décadas y existen además múltiples referencias en artículos académicos para inspirarse. Por ejemplo
    • Lectura colectiva de tendencias y megatendencias en forma de cartas o tarjetones. P.e. la consultora de ingeniería y diseño industrial Arup, pionera en hibridar internamente la previsión estratégica, lo hacía en los 2000s y en los últimos años
    • Ruedas de futuros o Futures Wheels, herramienta para la reflexión (no el análisis) que en esta casa somos fans, aparentemente diseñado por el prospectivista Jerome C. Glenn en los años 1970 como herramienta de pedagogía muy intuitiva (y muy divertida de aplicar, la verdad)
    • Escenarios de futuros. De hecho hasta hay una subdisciplina conocida como “Scenario Building” especializada en estos. Una práctica quizás ni siquiera propia de Estudios de Futuros, podría remontarse a la ciencia-ficción, a su aplicación en ciencias sociales en la primera mitad del siglo XX. En este artículo te cuento más sobre Escenarios si quieres comenzar a introducirte
    • Simulaciones de todo tipo. Basada en datos, recreaciones a partir de escenarios… Incluyendo experiencias estilo “Rol en Vivo”

Parecería injusto atribuirle a “Diseño de Futuros” estas herramientas y sobre todo, unas metodologías que explican el por qué y para qué de éstas, que llevan décadas de desarrollo. Mucha gente dándole a la sesera y a la prueba y error.

Otra cosa es que son la bomba y que son tan útiles que son excelentes para otros contextos, disciplinas, incluso para pensar y proyectar aspectos del mismo presente. En este sentido son herramientas que pueden aportar valor. Pero cualquier herramienta sin su para qué es un ejercicio vacío. Y luego vienen las frustraciones o la sensación de haber perdido el tiempo.

 

Más para aclarar diferencias de metodologías

Puedes ver en la primera parte la charla de Fabien Girardin sobre diseño-ficción y lo que hacen en Near Future Lab, y la última charla, de Scott Smith, una excelente reflexión sobre el papel de los Estudios de Futuros usando como hilo la propia historia de la disciplina, (y la charla de en medio, de servidora, pero aquí no es tan relevante quizás)

 

 

¿Para qué puede servir el Diseño de Futuros? ¿Y los Estudios de Futuros?

Más allá del posible glamour que guarde la idea “Diseño de Futuros”, tanto los Estudios de Futuros como los diseños especulativos combinan conocimiento, teoría y prácticas creativas para los siguientes retos.

Retos en los que podría atender ambos:

  • Reflexionar sobre el estado actual y el presente de una organización, colectivo o territorio. Sobre los retos a los que se enfrenta, cómo éstos podrían evolucionar desde los conocimientos de un grupo (sobre todo si se hace con métodos participativos que incluyan a cliente / colectivo)
  • Reflexionar y generar ideas de valor de entornos que parecen inciertos
  • Para reflexionar sobre el diseño del plan estratégico, al incluir los desprestigiados medio y largo plazo. Y a la vez, sobre el corto plazo al incluir esos otros plazos donde ubicar objetivos o hitos que solo se pueden dar en grandes plazos de tiempo
  • Descubrir conocimientos que no sabíamos que estaban en nuestras cabezas sobre cambios del entorno, y desvelar incertidumbres que pueden ser importantes de despejar por una vía o con una investigación posterior (known unknowns y unknown knowns)
  • Reflexionar sobre aspectos incómodos de nuestra realidad presente, al reflejarlos hacia posibles escenarios (especular viene originalmente del latín speculare, relacionado con lo que hacen los espejos)
  • Inclusión, si aplica, de diferentes colectivos para la reflexión de retos e incluso posibles políticas públicas
  • Proyectar posibles ‘caminos’ estratégicos en el tiempo
  • De este tipo de procesos, se pueden extraer también ideas para proyectos de innovación de todo tipo
  • Y puede abrir vías de reflexión más ágil sobre retos éticos de prácticamente cualquier tema -aunque para cada tema se ha entender de qué trata para escoger los mejores métodos, como en todo
  • Evaluar ‘baches’ o diferencias de percepción entre los grupos de participantes -parece que no es un reto pero lo es, y ambas disciplinas, cada una a su manera, lo deben gestionar

 

Retos en los que puede apelar mejor los Diseños Especulativos centrados en objetos:

  • Si es basado en objetos, se puede aprovechar sus diferentes propiedades estéticas, materiales y narrativas para explicar o “contener” un escenario de manera inmersiva, y propiciar esas reflexiones en el espectador o usuario
  • O simular como prototipos para validar diferentes aspectos intrínsecos de una idea o potencial innovación, o extrínsecos (percepción del objeto, de la idea…)

 

Retos en los que puede apelar mejor los Diseños Especulativos orientados a la innovación o la estrategia, basados en procesos (aunque puedan usar prototipos como vía):

  • Combinar teoría y metodología de Estudios de Futuros con metodología de diseño de procesos (estilo Design Thinking, para entendernos) y así provocar experiencias de participación más fluidas,
  • O formas de agilizar el flujo de datos y conocimiento
  • Incluir en procesos de diseño estratégico los conocimientos de EEFF (por ejemplo, Dan Hill lo hace magistralmente) de conocimiento dinámico de las tendencias del entorno por ejemplo
  • Al incluir los EEFF como otro campo más de base, como pasa con las ciencias sociales (el diseño sin duda usa metodologías de la etnografía y la antropología para estudiar al usuario, por ejemplo), se puede nutrir de más herramientas para una investigación más sistémica del entorno

 

Retos en los que Estudios de Futuros (EEFF) pueden ayudar (además de los comunes):

  • Desarrollar procesos de investigación y análisis de tendencias, cambios, procesos e incluso señales débiles (insistiendo en que esto viene de EEFF, sobre todo, junto de otras ciencias sociales, y el diseño lo está tomando de manera más superficial para procesos que requieren poco detalle y profundidad, y si es con profundiad no es diseño, es EEFF o alguna otra ciencia social o de datos), análisis de impactos cruzados
  • Ayudar y asesorar a fundamentar el desarrollo y diseño de escenarios, o poder diseñar aquellos que apelan a la probabilidad. Muchas herramientas solo para el diseño de escenarios, y luego sobre qué hacer con esos escenarios, pues son herramientas
  • Años de desarrollo y especialización, y mucho debate interno, sobre qué es ese coso llamado futuro, cómo abordarlo, cómo proyectarlo, cómo introducir planes estratégicos de medio y largo plazo… Abajo del todo verás libros para ampliar

 

¿Qué no es el Diseño de Futuros?

Esta parte puede ser peliaguda en el sentido que suena barbaridad a intento de censura.

Simplemente vamos a asociar algunas de las asunciones o frases que hemos ido viendo a lo largo de estos años y que pueden ser un poco imprecisas, o dar una imagen muy pequeña respecto a la vastedad del tema

 

“El nuevo Design Thinking” o Design Thinking con escenarios, o DT con novedades

Si cada vez que nos han preguntado/comentado si es esto nos hubieran dado 1 euro, tendríamos toda la web pagada durante 3 años.

Donde Design Thinking se pregunta con rentintín, o por si es un ‘toolkit’ de una serie limitada de ejercicios secuenciales, un producto fácilmente exportable y útil en el contexto de las agencias creativas para clientes corporativos que buscan vías de desbloqueo creativo en determinadas situaciones.

El retintín (valga añadirse, por parte tanto de diseñadores escépticos como de personas del ámbito corporativo) viene en el sentido de largos años de agotamiento, por ambos lados, de métodos paquetizados cuya capacidad de impacto es más limitada de lo que se ha vendido (p.e. no vas a salir en 8 horas con la idea disruptiva del año, o al menos es improbable).

A diferencia de lo que hiciera Tim Brown y la gente de IDEO década y media atrás al paquetizar los procesos del diseño de productos en eso que conocemos como “Design Thinking”, no es una marca registrada ni el paquete de procesos secuenciales de una consultora.

Otra cosa es que haya agencias que hayan hecho sus adaptaciones, o remixes con el Design Thinking.

Los diseños especulativos tienen un espectro de prácticas, métodos y aplicaciones muy amplio (para ello remito de nuevo al artículo del diseño especulativo porque hay verdaderas maravillas).

Y lo mismo para los EEFF.

 

Una caja de herramientas o toolkit

No es un conjunto de procesos paquetizados, estandardizados y propuesto en una secuencia. Ni un conjunto de herramientas creativas a usarse como cartas comodín para cualquier cosa.

Las herramientas que citaba anteriormente como las Ruedas de Futuros, los escenarios y las matrices 2×2 tienen un porqué (bueno, también lo tienen los toolkits, pero es importante remarcarlo), y por tanto tienen límites donde son útiles, y donde la pueden liarla.

Tanto el diseño especulativo más hardcore, como sobre todo los Estudios de Futuros, son disciplinas con además de herramientas un conjunto de metodologías ordenadas por corrientes de pensamiento, marcos teóricos. Y en el caso de los Estudios de Futuros, con marcos teóricos sobre lo social, sobre qué son las tendencias y los cambios.

Por ello, las herramientas son la parte sexy. Son el “dame las herramientas”. Pero las herramientas sirven para unas cosas limitadas. Del mismo modo que sabemos que un martillo no sirve para coser, por ejemplo las Futures Wheels o ruedas de futuros no sirven para analizar rigurosamente las propiedades e inercias de una tendencia. Sí es una herramienta general para estructurar reflexiones incluso con participantes que no tienen necesidad de dominar cómo es una tendencia en profundidad, pero saben más de lo que creen sobre un entorno.

Rueda de futuros
Visualización conceptual de la rueda y un ejemplo de un ejercicio de hace años con clientes

Lo dicho, poder, cualquiera puede ponerle ingenio al encontrarse por internet un canvas sin explicaciones y del ingenio pueden salir cosas, pero lo que marca una diferencia es comprender cómo solucionar problemas específicos o abordar problemas complejos determinados.

 

No es un sinónimo intercambiable con la Prospectiva o Estudios de Futuros

Más allá de otros debates sobre la carga simbólica o semántica que tiene el concepto “Diseño de Futuros” fuera del diseño crítico (y que ya he tratado en otras ocasiones y voy a desarrollar en un artículo más sesudo), diríamos que no puede ser un sinónimo, si vamos a ser justas, desde el momento en que la Prospectiva o Estudios de Futuros no nació de la práctica del diseño ni diseña nada (en todo caso, escenarios sí), aunque ya haya explorado herramientas más creativas como hemos visto.

Del mismo modo, aun hay debate sobre si los Diseños Especulativos son más de los Estudios de Futuros, más del diseño, o está en medio de dos mundos.

Esto debería ser un debate de verdad, con varios diseñadores y creativos, varios prospectivistas, con datos y fundamentos argumentados. Si es que el debate puede ayudar a desarrollar ambas disciplinas y fortalecerlas mutuamente.

A la práctica, sin embargo, se ha extendido tanto el concepto de “Diseño de futuros” que sí se está usando como sinónimo, como si fuera además un campo nuevo (en vez de uno que viene de los años 1950). Así que es como si a la Luna le estuviéramos llamando Patata, y todo el mundo la conoce como Patata aunque no tiene nada que ver con una patata (más que en la textura visual).

 

Una herramienta milagrosa para adivinar o predecir futuros

Nadie puede adivinar el futuro. En tanto que no existe. No hay evidencias de que esté predefinido, en cambio hay más evidencias tanto de la indeterminabilidad del tiempo, de la complejidad de incluso solo el mundo humano -y luego debemos incluir ámbitos como el clima y el medio ambiente, etc.

Solo podemos jugar con el conocimiento del pasado, del cual, sobre todo en el aspecto social que muta constantemente, no podemos extraer patrones que sean utilizables como “leyes” durante más de un par de décadas.

Podemos figurar posibles combinaciones, y escenarios posibles. Algunos más probables, otros menos -de ahí el concepto de trasfondo del famoso cono de futuros.

Así que por honestidad, solo se puede afirmar que no puede adivinar ni predecir futuros. Ni los diseños especulativos, ni los Estudios de Futuros. Ni ninguna disciplina rigurosa o científica basada en datos y una argumentación estructurada.

 

Herramientas para diseñar escenarios

Tanto los Estudios de Futuros como el diseño hibridado con este campo van más allá del diseño o construcción de escenarios en diferentes formatos. En todo este extenso artículo irás viendo que va relacionado con los aspectos a los que responden estos campos

 

Es ciencia-ficción o imaginación de futuros

Son ejercicios diferentes, aunque en el desarrollo de ficciones de ciencia-ficción las y los escritores tienen un dominio mínimo de cambios del entorno, se hacen preguntas que no saldrían en contextos de negocios, y proyectan escenarios donde ocurren sus historias con un detalle espasmódico.

En cambio, el diseño suele andar más acotado por briefings o unas acotaciones y limitaciones impuestas en un proyecto

Y los Estudios de Futuros se acercan o entran de pleno en la aplicación de datos y marcos teóricos sociales.

Por lo que no es “imaginar futuros” así al tuntún o ir lanzando listas de predicciones marcadas por la intuición personal.

 

 

¿Cómo se trabaja el Diseño de Futuros?

De nuevo, si nos referimos realmente al diseño con estudios de futuros, puede ser una cosa. O si nos referimos a Previsión Estratégica, otra. O Estudios de Futuros críticos, otra.

 

Diseños especulativos

El artículo que ya he recomendado hace más hincapié en qué es y por extensión qué hace.

El fundamento es explorar cambios que hay en el entorno con una investigación previa media o baja, donde el esfuerzo lo sitúa más en explorar preguntas críticas y desarrollar posibles escenarios.

Su para qué general es, desde esos escenarios, en forma de objetos, prototipos, etc., poder generar reflexiones de impacto y valor

Aplicado a empresa, puede extenderse a desarrollar ideas de innovación más en un rango de moonshot (medio y largo plazo, riesgo medio-alto de comercializar en el cortísimo plazo), provocar experiencias inmersivas (no, esto no son talleres, sino Futuros Experienciales), exponer expectativas contradictorias… En este sentido toda la fuente de aplicaciones se puede extraer de libros teóricos sobre Strategic Foresight y añadir innovaciones en el proceso

Lee el artículo para ampliarlo o ve al final al apartado de lecturas recomendadas: Diseño especulativo: objetos que crean nuevas posibilidades de futuro

 

Previsión Estratégica o Strategic Foresight

Al ser la rama más especializada no del Diseño, sino de Estudios de Futuros, en su aplicación a la consultoría empresarial y de organizaciones, hay hasta métodos estructurados por consultoras y agencias especializadas.

Por ejemplo, quiénes lo ilustran interesante son Andy Hines y Peter Bishop (muy recomendable el libro que tienen ambos para introducirlo en la cultura empresarial, al final te lo referencio y recomiendo)

 

Fuente y propiedad del gráfico: Andy Hines. www.andyhinesight.com/

El diseño puede ser más relevente en la segunda mitad. Porque la investigación es otro tipo de actividad, y no se puede tirar siempre, únicamente, de Googleos, informes gratuitos y echarle unas pocas horas. Eso sí, en algunos casos puede ser combinable con métodos cualitativos (entrevistas, focus group, observación de campo, análisis de discurso), solo cuando eso tenga sentido

Es trabajo de investigación de varias semanas (por mucho Sprint Design que esté de moda, las horas no se pueden comprimir en investigaciones sobre problemas abiertos o complejos) con metodología estructurada.

 

Estudios de Futuros

Aquí es similar al Strategic Foresight más corporativo. Pero como disciplina más amplia, esto es lo que realiza.

No es un proceso tan lineal y secuencial como el Design Thinking (como ocurre con el diseño de veras y con cualquier disciplina también asociada al conocimiento).

Pero para entendernos, un ejemplo podría ser:

  1. Diseño y desarrollo del proyecto, desarrollo de límites temporales, presupuestales. Entender qué área o qué reto se quiere analizar en su dinamismo, y qué futuros (y para qué objetivos) se quiere entrar
  2. Investigación de tendencias en el detalle que corresponda (y siendo realistas, según el presupuesto que haya). Con métodos de ciencias sociales
  3. Análisis de lo recopilado con orientación a diagnóstico del entorno
  4. Proyección de escenarios
  5. Desarrollo de procesos con participantes para reflexiones
  6. Soporte en diseño y desarrollo estratégico a varios plazos

Al final, un prospectivista o”futurista” que conozca la disciplina y atender soluciones, debe acabar sabiendo de:

  • Teoría y metodologías sociales. Herramientas de investigación. Cuanti pero hoy en día, sobre todo en entornos complejos y de incertidumbre, dominar bien lo cuali y evitar resbalar en sesgos y movidas argumentativas. Esto lleva al famoso “pensamiento crítico”. ¿Por qué? Esto es una de las mayores movidas en ciencias sociales, y en filosofía de la ciencia. La complejidad es cosa complicada
    • Bonus extra: teorías de análisis de sistemas. Sociales, políticos…
  • Análisis de datos y síntesis. Relacionado con el punto anterior
  • Teoría cultural del aspecto cultural del futuro, y valga tantísima redundancia, análisis de discurso para entender mínimamente las disonancias cognitivas en la comunicación, aplicado también para facilitar talleres, o el proceso de desarrollo de proyectos con clientes. La idea que muchos tenemos sobre qué es el futuro, y lo que debería ser, cambia mucho más de lo que pueda parecer entre personas, y despierta sensibilidades
  • Gestión del conocimiento. Es un campo. Prahalad y Hamel son buenas puertas de entrada. Nivel avanzado: ya entrar en filosofía – epistemología y teoría del conocimiento
  • Facilitación de talleres y experiencias, y métodos participativos
    • Orientados a varias cosas, p.e. creación de sentido, obtener datos en modo etnografía…
  • Herramientas creativas estructuradas p.e. para diseñar escenarios (lo dicho, se llama Scenario Building)
  • Estrategia. Incluso para el lado más crítico de los EEFF. Es usual acabar asesorando a administración pública, gobiernos y otras entidades públicas en otros lados del mundo (tampoco te imagines que hay mil ofertas de trabajo en eso, ni siquiera deben haber 100 en todo el mundo)
  • Teoría de gestión del cambio en organizaciones, es un plus
  • Para saltar a niveles avanzados, como en cualquier disciplina científica o lógica, alguna noción de Filosofía de la ciencia, teoría de la incertidumbre, ciencia posnormal etc es otro plus
  • Y añadiría aprendizajes del diseño sobre todo nuevas olas: Manzini, Fuller,…

 

Todo esto ¿para qué?

Pues porque se encarga de estudiar los cambios y poder diagnosticar y evaluar posibles escenarios. Como ves hasta en el gráfico de Bishop y Hines va de la casi nada, hasta el diseño de una estrategia (que podría ser también una idea de prototipo).

 

¿Se puede hacer un asesoramiento en futuros sin tener que saber tanto?

Sí, siempre y cuando se traten de problemas menos complejos, que tengan entornos reducidos (en plan no escala de una ciudad, o de una compañía grande).

Y además, eso que llamamos futuros en el fondo se esconde la inquietud por resolver escenarios con alto grado de incertidumbre, por lo que otras disciplinas que aportan conocimiento y creatividad estructurada pueden aportar diferentes tipos de abordajes con más concreción.

Aunque vivamos en tiempos de incertidumbre, no todo es incierto en plan “no se ve, no se escucha nada”. El proceso de investigación aporta parte de creación del sentido.

Y otra cosa es que esta pregunta se responde con un “depende de para qué”.

Si lo que busca por ejemplo un cliente son herramientas de desbloqueo para la innovación, con algunos elementos que estimulen el pensamiento crítico, añadiendo datos de consumo actuales aunque básicos, pues con realizar algunos talleres de revisión de la información (en plan revisión de tendencias) + jugar con pensamiento contrafactual (“what if” por ejemplo) + generar reflexiones de valor estratégico + salir con unas decisiones (ojo el coitus interruptus de salir de una dinámica sin esto último). Esto lo puede ejecutar maravillosamente una facilitadora o facilitador de diseño con experiencia.

Es como si preguntásemos a un médico si se podría hacer un diagnóstico de problemas cutáneos de la cara. Pues depende de lo complicado que sea el problema. Lo mismo un esteticien sabe diagnosticar y además solventar un problema con una limpieza con técnicas innovadoras, que lo mismo te dirige a una dermatóloga y te tiene que hacer un cultivo de bacterias de la cara, diagnosticar lo que tienes y aplicar antibióticos especiales.

 

 

¿Dónde se puede estudiar Diseño de futuros? ¿Y dónde se puede estudiar Estudios de Futuros o Prospectiva?

Bueno, aquí llega una movida. Y una de las preguntas que nos llega bastante por mail, me llega mucho por Linkedin.

En España no hay ni un sitio para estudiarlo. A pesar que hay hype en los últimos dos años. En todo caso, lo más sólido a nivel de contenidos y que de momento permanece es un curso de verano que ofrecen en el IED Barcelona dirigido originalmente por Scott Smith de Changeist, y en los últimos años excelentemente dirigido también por John Willshire del estudio Smithery.

Es la introducción más genial que he visto hasta la fecha que combina rigor, conocimiento de las disciplinas madre (teórico y práctico), con dinámicas y un proyecto de investigación para el alumno (no me pagan)

Indirectamente, hay un Máster Universitario de Bau, que es el antiguo de Investigación y Experimentación en Diseño (han elevado su estatus, pero tiene los mismos contenidos y da acceso a los estudios de doctorado) en la Bau, Escola universitària.

No es de diseño especulativo pero desde la primera edición (¿En 2015?) introdujeron una materia de diseños especulativos y han contado con profesionales como Fabien Girardin de Near Future Lab.

Y dan muchas herramientas de investigación y de pensamiento crítico.

En cuanto a Estudios de Futuros, se ha intentado introducir varias veces en España y no ha habido manera. Como mucho, podemos ver algunas carreras como Estudios Internacionales e Inteligencia Estratégica donde se introducen fundamentos de prospectiva. Por ejemplo, el amigo Jordi Serra del Pino es profesor en Estudios Internacionales de la Ramon Llull, y ocasionalmente en lecturas puntuales.

O servidora se hace un hartazgo de clases tipo lectura (masterclass, clases de un día) en diferentes universidades y carreras, últimamente más relacionadas al diseño y la innovación. Pero se han quedado más en la herramienta o las 4 nociones -que es para lo que da una clase suelta 🙂

 

¿Dónde estudiarlo en más profundidad?

Pues con titulación propia, el lugar estable más cercano a España es algunos rincones de Europa:

 

En Latino-América:

 

Luego en EEUU hay varias universidades también con titulación propia, másteres y/o programas de doctorado, como:

 

¿Se puede formar carrera sin titulación?

Dada la poca disponibilidad de carreras en la materia, poder se puede hacer (aquí una servidora). Pero no es un campo sencillo. Tiene la complejidad de cualquier ciencia social. Por lo que en tanto que no hay tantos espacios para aprender de manera estructura y metodológica, hay que aprender a aprender, aprender a autoformarse para compensar carencias y adquirir todos los conocimientos necesarios.

Aunque todo depende. Del mismo modo que un diseñador en UX/UI tiene nociones básicas de etnografía y antropología (tanto de técnicas como de su teoría más básica para aplicarlas), y luego están antropólogas y etnográfas con muchísimas más herramientas, técnicas, conocimiento teórico en profundidad que pueden ayudar en retos e incertidumbres sobre usuarios más complicadas (y no, no sabrán diseñar un UX, pero cada profesión tiene su campo de aportación), pues depende de qué quieras conseguir.

Aparte, no es una profesión con mucha demanda de momento, a pesar del hype de momento -especialmente en España- es más vocacional. Por lo que esto, sumado con que es desconocido, nadie pide en España títulos en esto (en algunas instituciones internacionales sí, o convalidables, como la UNESCO)

Hay que tener en cuenta que, dejando de lado barreras de acceso a las universidades (el coste, entre otras cosas), el aspecto positivo que tiene una carrera es que te formen en la base metodológica, teórica (y ya en la teoría, lo ideal sería en la práctica).

Y depende de lo que realmente se quiera obtener. Por lo que a falta de carreras estructuradas, hay que compensar con estudio, reflexión estructurada, lecturas, llevar a la práctica, aprender de los errores, estudiar más.

Si la cosa va de ampliar herramientas creativas para el ‘toolkit’ profesional propio, pues recomendaría:

  • Talleres sueltos, de eso hay más
  • Lecturas de introducción para entender el porqué de las herramientas
  • Experimentar (idealmente no con clientes, por dios)
  • Usar la base teórica y de buenas prácticas de la disciplina creativa que poseas (p.e. diseño de producto si fuera el caso)

 

Ahora bien, si la cosa va de querer ‘predecir’, aprender a estudiar los cambios para asesorar, ser “futurista” o (como preferimos) prospectivista profesional, ya estamos hablando en otros términos.

Una ruta alternativa que propondría sería:

  • Formarse en una disciplina similar que incluya metodologías de investigación, razonamiento metodológico y crítico (para entender en toda la profundidad como se conecta teorías y práctica y las movidas que pueden haber de elegir una herramienta en vez de otra), sobre todo con vinculación con lo social. Te da muchas bases para “aprender a aprender” y hay áreas de solapamiento total con Estudios de Futuros
    • Sociología (p.e. una gran prospectivista doctorada en sociología fue Eleonora Massini)
    • Ciencias Políticas (no por casualidad está el grupo de investigación de Estudios de Futuros de Hawaii en el Departamento de CCPP)
    • Antropología
    • Historia (somos legión por lo que he descubierto, Jim Dator, Scott Smith entre otros (y servidora) estamos formados en Historia).
      • Señalar que esta disciplina, contrariamente a la idea de “memorizar listas de reyes y guerras”, su base es el estudio también de las teorías de cambio y tiene un extenso recorrido desde Hegel (sí, ese filósofo), pasando por el historicismo, el constructivismo, el estructuralismo… Cosas que no son sobre el pasado, sino sobre como cambian las cosas. Aquí soy menos objetiva, pero creo que es la carrera más similar a Estudios de Futuros
    • Economía con un refuerzo en teorías y metodologías extra que no sean neoclásicas, o luego hay sorpresas
    • Campos que incluyan reflexión crítica, análisis del mundo con mirada panorámica, planificación…
      • Estudios Internacionales
      • Urbanismo, especialmente que tengan un componente de ciencias sociales
      • Inteligencia Estratégica
      • Psicología
      • Estadística
      • Estudios Culturales
      • Filosofía puede ser otro punto de entrada
      • Humanidades
      • Diseño con un enfoque social (más estilo Ezio Manzini, para entendernos) y/o con un fuerte componente en investigación, que suele beber de metodologías de ciencias sociales
      • Tecnología en calidad de estudios de la tecnología (valga la redundancia). Suele vincularse a Ciencias Sociales

Además de formarse en una carrera que dé unas bases sólidas alternativas, recomendaría continuar formándose (que no complementar) en:

  • Estudios de Futuros en sí. Formarse en la materia por cuenta propia.
    • Cursos sueltos de formación profesional a los que puedas acceder. No confundir con cursos que guían a otro tipo de profesionales en resolver un reto, eso no es formación, son procesos, y nunca te explicarán el marco teórico de las herramientas que han decidido emplear (o raras veces lo harán, y suele formar parte de su secreto competitivo). O el curso que te he indicado arriba del IED Barcelona. En España hay esporádicamente seminarios para grados y másters de Inteligencia. En algunas universidades de Diseño (como me consta en ELISAVA-Pompeu Fabra ocasionalmente hay algunas conferencias académicas de diseño + futuros). Pero si te es posible, comienza a seguir otros prospectivistas y entidades internacionales para estar alerta de nuevas oportunidades
    • También revistas académicas o que aseguren un mínimo argumentado lógico y basado en datos donde amplíen fundamentos metodológicos, teoría que nutra la práctica, cómo investigar tendencias etc
  • Facilitación de talleres. Aquí el diseño y la mediación social son campos excelentes para ampliar. Y si no se ha hecho nunca, aprender a facilitar talleres de Design Thinking (a pesar de las críticas que tenga) puede ser una experiencia formativa sin igual
  • Estudiar materias relacionadas con Política, Economía, teoría tecnológica (para salir de la miopía del exponencialismo) para adquirir una mínima base. EEFF, al igual que Historia y Sociología precisa de una mirada panorámica y sistémica

 

PS. Estamos trabajando en un futuro curso para dotar de competencias básicas, lo dejo caer

PS2. Pero no somos una academia de futuros, ¡somos una agencia de investigación y consultoría! Por lo que si buscas algo profundizador, los recursos que te indico te aportarán más valor seguramente.

 

 

Lecturas para iniciarse (tanto en Diseño de Futuros como en EEFF)

Starter kit

No incluiré obras que están totalmente obsoletas o que son poco objetivas, por sobrevaloradas o de moda que estén. Nada de aceleracionismo ni exponencialismo, entre otras cosas es una corriente ideológica/”historiográfica” que entiende que los cambios del mundo son más bien lineales (una curva exponencial es causa-efecto, es lineal, que se lo pregunten a Kuznets).

No hay nada en castellano que me conste

  • Massini, E. (1993) Why Futures Studies? Está descatalogado pero sigue siendo una referencia. Y qué obra más bonita nos dejó Eleonora… La buena gente del Center for Postnormal Policy and Futures Studies adquirió los derechos y lo tiene descargable en pdf aquí
  • Sardar, Z. (2014) Future: All that Matters . Este investigador y consultor, que fue entre otros director de la revista académica Futures de Elsevier, hace un repaso en pocas páginas de los fundamentos de los Estudios de Futuros, orígenes e historia de la disciplina, metodología. Pocas páginas
  • Smith, S.; Ashby, M. (2020) How to Future Leading and Sense-making in an age of hyperchange. Una maravilla. Pedagógico y muy práctico, es Prospectiva pero que incluye herramientas que han emergido del diseño (que no se diga), con todo el proceso que aplican en Changeist (yo es que soy muy fan de ellos)
  • Bishop, P.; Hines, A. (2017) Thinking about the future. Guidelines for Strategic Foresight. Te acompañan a introducirte qué es el Strategic Foresight. El libro está estructurado en todo el proceso que ellos siguen como consultores. Y lo más interesante es que ponen mucho foco en la mentalidad o sistema de ideas, así como trucos prácticos para lidiar con la cultura empresarial
  • Webb, A. (2016). The Signals are talking. Why today’s fringe is tomorrow’s mainstream. Libro muy divulgativo de una prospectivista especializada en análisis de datos y métodos cuantitativos. Explica su método para extrapolar sobre un futuro que no está escrito

Hay muchos más libros, pero tanto para diseñadores como para quien quiera introducirse, o bichear un rato como persona inquieta, son excelentes

 

De diseños especulativos

  • Dunne, A. Raby, F. (2013) Speculative Everything: Design, Fiction and Social Dreaming. Un libro donde se acuñó el concepto “Speculative Design”. Hacen una revisión de las distintas prácticas de diseño con alma especulativa y crítica, el arte conceptual y algo de filosofía; tanto sobre el futuro, el pasado como sobre el papel de los objetos en nuestras vidas, para luego adentrarse en algunos de sus proyectos, su práctica y su forma de abordarlo. De momento es el manual
  • Extrapolation Factory (2016) Extrapolation Factory Operation’s Manual. Los autores, un estudio de investigación, basada en diseño, sobre métodos más participativos para estudiar el futuro, nos cuentan varios proyectos que han realizado en la pasada década, con sus porqués y algunos métodos que aplicaron. Más práctico, pero aunque parezca muy divulgativo, debería complementarse con un poco más de fundamentación en Estudios de Futuros, de donde extraen toda la base teórica según afirman, y dan por sentados algunos aspectos y nociones (en mi opinión)
  • Bleecker, J.; Near Future Lab. (2009, has leído bien) Design Fiction: a short Essay on Design, Science, Fact and Fiction. Es algo así como uno de los textos pioneros en la materia por parte de uno de los primeros diseñadores en explorar este campo. Clica aquí para encontrar el enlace de descarga.
  • Candy, S., Potter, C. (ed.) (2019). Design and Futures, Volume I y II. Son publicaciones especiales de la revista académica “Journal of Futures Studies”. Son artículos académicos que van desde la revisión metodológica sobre el diseño a secas (incluye un bombástico ensayo-manifiesto para la descolonización del diseño) hasta la recopilación de varios casos aplicados tanto desde el diseño especulativo, como desde los Estudios de Futuros aplicando proceso del diseño. Cuenta con artículos de referentes como Anab Jain, Luiza Prado, Maya van Leemput y Karla Paniagua entre otras, y entrevistas a referentes ya citados por aquí o filósofos como Timothy Morton. Está disponible en Researchgate (son unas 300 páginas)
  • Hill, D. (2014). Dark Matter and Trojan Horses. A vocabulary for Strategic Design. Un libro sobre diseño estratégico para el corto, medio y largo plazo que pone en relevancia la importancia de los sistemas y entornos para diseñar estrategias que impacten. No es canónicamente “diseño especulativo” o “diseño de futuros” pero es riguroso, es accesible para no-diseñadoras, y es cortito. Inspirador y estructurador a partes iguales

Hay menos libros sobre este campo, no son todos los que hay pero sí los que pueden formar parte de un “starter kit”

 

¡GRACIAS!

Por llegar hasta aquí, haber exprimido esta guía, haber soportado este grado de hilado fino y revisión crítica al tema.

Los Estudios de Futuros, aunque sea desconocido en España, tiene una metodología extraída de ciencias sociales y, en cierto modo, está casi dentro de ser una ciencia social (que no se diga que reparto críticas de manera desigual).

Independientemente de eso, los futuros no son solo narrativas (que lo son, pero no solo eso). Tienen una vertiente de estudio del entorno social, como tal busca generar conocimiento justificado, que pueda comprobarse -no hablo de predicciones que la acierten, sino que aquello en lo que se basan sí esté validado y no sea poner un dedo húmedo en el aire o percibir que Mercurio está en retrógrado porque las cosas van mal. Y que sepa gestionar aquello que es incierto, generar hipótesis y saber cómo gestionar los riesgos de andar hacia horizontes que son siempre hipotéticos.

Por eso, en función del grado de complejidad de un reto o de riesgos a gestionar, o la rapidez con lo que se quiera conseguir una reflexión, pues unas metodologías serán más apropiadas que otras.

¡Espero que esta guía pueda serte útil!

Conferencia online y gratuita

Clica en la imagen para saber más de nuestra nueva experiencia gratuita para dar sentido al mundo tan extraño en el que gravitas

CONFERENCIA-TALLER ONLINE. DEL 27  DE FEBRERO AL 14 DE MARZO
INERCIAS Y EMERGENCIAS

UNA REFLEXIÓN SOBRE LAS TENDENCIAS Y REFLEXIONES QUE ESTÁN DANDO FORMA AL MUNDO DESDE 2020. RETOS PARA 2021 Y 2022 EN ADELANTE